Publicado: 24 de Mayo de 2017

Con la llegada del mes de septiembre entra en vigor la 6ª fase del proceso de retirada de las lámparas más ineficientes iniciada en 2009. Esta etapa prohíbe la fabricación de determinados tipos de halógenos en la Europa de los 27. La norma pretende que los europeos sustituyamos la iluminación ineficiente por tecnología LED, ya que ésta es superior en términos de calidad, eficiencia energética y durabilidad.

Esta medida afecta a los halógenos menos eficientes, aquellos cuya potencia y luminosidad sean menores a la pauta marcada por la UE.  No obstante los productos afectados por esta medida se podrán seguir encontrando y comprando hasta final de existencias, es decir, los comercios podrán vender toda la mercancía disponible en stock pero no recibir nuevos productos. Con este paso la Unión Europea continúa el proceso de prohibición de la fabricación de este tipo de tecnología, que se producirá el 1 de septiembre de 2018.

Hace algunos años nos despedimos de las bombillas de toda la vida (las lámparas incandescentes). En 2012  tras más de 130 años desde que fueran comercializadas por primera vez por el propio Thomas A. Edison, este tipo de bombillas se apagaron definitivamente dentro del continente europeo, dando paso a tecnologías más eficientes. Y ahora el camino de la eficiencia energética continúa con la eliminación de los focos halógenos, una variante de la lámpara incandescente pero con el filamento de tungsteno dentro de un gas inerte y una pequeña cantidad de halógeno.

¿Por qué la tecnología led es más eficiente que los halógenos?

  1. Reduce las emisiones de CO2 hasta en un 80%.
  2. Su durabilidad es mucho mayor, normalmente entre 15.000 y 25.000h aunque pueden alcanzar hasta 45.000 horas de uso.
  3. Produce mucho menos calor, tan solo el 20% del consumo energético producido por las lámparas halógenas se convierte en luz el resto del consumo se pierde por el calor emitido, mientras que la tecnología LED invierte esos porcentajes.
  4. Consumen hasta un 80% menos.

¿Estás pensando en cambiar tu iluminación? Te lo ponemos fácil:

Ahora es posible sustituir casi cualquier tipo de bombilla: halógenos, fluorescentes, bajo consumo, etc. En función del tipo de tecnología, el cambio será más o menos rentable. No podemos asegurarte que sea el momento de sustituir tu iluminación pero seguro que es el momento de que un profesional lo valore y elabore un estudio de rentabilidad a tu medida.